Septiembre 2019 

El hecho de poder iniciar una nueva etapa vital es tan importante como cerrar bien la anterior.

Es por eso que el primer día de escuela para los futuros niños de primera clase se realiza una celebración en la cual dejan atrás, simbólicamente, el mundo de los más pequeños para entrar en otro mundo de niños más mayores, mostrando que ya están preparados para realizar otro tipo de actividades en la escuela, para aprender mucho de lo que los papás y mamás ya saben hacer. En las escuelas Waldorf a esta celebración se la conoce como “El Paso del Arco” o la “Ceremonia de la Rosa”. 

Cada niño pasa por un bonito arco hecho de flores, entregando al nuevo maestro una flor que confeccionará el ramo de la nueva clase. Envueltos por la música, los niños, bajo la atenta y emocionada mirada de sus familias y de todos los alumnos y maestros de la escuela, son acompañados por sus padrinos/ madrinas (alumnos de cursos superiores) a travesar el gran arco. Al otro lado les espera su nuevo maestro para acogerles y darles la bienvenida a su nueva etapa escolar.

Cuando los niños pasan el arco, se marchan de la mano con el maestro al aula. Allí inician su primera clase. 

Los niños esperan este día con ilusión y toda la comunidad les da la bienvenida a su nueva etapa.

¡Seguid disfrutando del camino queridos niños!

La flor elegida de un amarillo intenso, sus pétalos transmiten alegría y belleza, como la que vivirá en esta nueva etapa que comienza. Con mucho esmero cuida su flor hasta que de agua la bañamos para que el calor no la estropee.
Entramos en el patio en el que se haya un maravilloso arco llenos de flores que manos pequeñas y grandes de toda la comunidad han ido dando forma, voces comienzan a cantar y entonces él se sienta, mira, observa y se sonríe. Ahora ha entendido lo que está a punto de comenzar.
Su nuevo maestro envía a una de sus compañeras de segunda clase para indicarle su momento. Bajo la atenta y emocionada mirada de su antigua maestra Estefanía, de su hermana, sus padres y la pequeña comunidad que formamos, cruza el puente que da inicio a esta nueva aventura y entrega su flor a su nuevo maestro, la persona que va guiarle y acompañarle en su nueva andadura. Su flor junto con todos las de sus compañeros formará el ramo de la primera clase de nuestra pequeña y grande escuela. Todas ellas distintas y especiales. Juntos, caminando de la mano entran en su nueva sala que les verá crecer felices durante este año.
Uno de los momentos más emocionantes que hemos vivido junto con nuestro hijo que nos trasporta a situaciones muy especiales desde el nacimiento hasta este día.

De nuestra mano y de la de su nuevo maestro Ángel, se dirige hacia un nuevo umbral que tiene que atravesar y en el que tiene que llegar a sentir que forma parte de la tierra en la que vive, y que toda la belleza y exuberancia que ve fuera son como reflejos su propio interior.

¡Bienvenido a tu nueva etapa, Lucas!! ¡Sigue disfrutando del camino!!

Gracias por compartir vuestra vivencia Elena García Rubio y Matthias Foster (familia de alumno de la primera clase) 

 

Paso del Arco Curso 2018/2019

Paso del Arco curso 2017/2018

Gracias a las fotografías tomadas por Pablo Estívariz y Blanca Berdejo, papá y mamá de la escuela. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies