fbpx

La primavera no solo nos ha traído flores a nuestro jardín, sino que también ha logrado que las familias puedan entrar de nuevo en la escuela, de cuya presencia hemos disfrutado en la muestra pedagógica del segundo trimestre. Frente al improvisado escenario al aire libre que nos ofrecía el porche trasero, se sentaron las familias del alumnado de primaria, como si hubieran brotado más flores en el jardín. Ni que decir tiene que echamos de menos a las familias del alumnado de infantil, pero tenemos que ceñirnos a las normas higiénicas actuales que restringen el aforo.

Pues sí, la representación tuvo lugar en todo su esplendor y fue una muestra de largometraje. Todas las clases querían mostrar y compartir su trabajo diario en las aulas. Comenzaron los peques de la casa, esta ha sido la primera vez que mostraban su quehacer diario ante sus papis y mamis. Una bonita ronda, guiada por la maestra Victoria, donde mezclaban la música y el movimiento con contenidos de las asignaturas de letras y números, fue el testimonio de la entrega y la alegría desbordante del alumnado de primera clase.

La segunda clase nos deleitó con un clásico de los teatros Waldorf, el cuento de La leche derramada. Gran trasiego de actores y actrices en el escenario, con una puesta en escena difícil pero bien lograda; nos dejaron una buena moraleja de la que ellos y todos los asistentes aprendimos.

La tercera clase, nos sumergió en el mundo de la gramática con la representación del teatro La reina gramática, además, analizaron morfológicamente y en directo algunas frases. Cada función gramatical recibió un atributo de parte de la reina: la balanza, la espada y el casco, símbolos del hacer, el sentir y el pensar.

La cuarta clase nos condujo con su representación teatral hacia el reino del Valhalla, con una representación multidisciplinar por la combinación de diferentes artes: partes recitadas y dramatizadas, música instrumental y vocal, artes plásticas y vestuario. El alumnado de cuarta clase, como a su edad corresponde, gustó de saludar a su público por la microfonía, aportada e instalada para la ocasión por un grupo de padres de la escuela al que agradecemos su ayuda.

Las especialidades pusieron su nota de colorido con canciones y poemas que ayudan a asimilar vocabulario sobre tiempo y animales. La Euritmia tonal de la mano de Cari combinó ejercicios de cruces, líneas rectas y curvas, acompañados de música al piano. En la asignatura de música se presentaron danzas hebreas y un mini musical, Sonrisas y lágrimas. Esperamos que en junio sea posible reencontrarnos para compartir con vosotros la muestra de final de curso.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies